Empanadillas de puerro, bacon y queso

Mis queridos “glamcooks”:

Creo que no es la primera vez que os digo que adoro la masa de las empanadillas. La utilizo muchísimo para todo, para todo menos para hacer las empanadillas tradicionales. La receta que os traigo hoy es, según mi marido y mi hijo, ¡la mejor receta de empanadillas que han probado nunca! Se trata de unas empanadillas con puerro, bacon y queso, eso sí, cerradas de manera diferente para hacerlas más glam. Cerradas a modo de gyozas japonesas. ¿Queréis ver lo fáciles que son? Pues empezamos.

Empanadillas de puerro, bacon y queso

Empanadillas de puerro, bacon y queso

By 3 marzo, 2019

Vais a necesitar:

Bacon en tiritas

  • Frase : Frías o calientes son una auténtica delicia, y bien os sirven para una cena de diario, un aperitivo de fútbol o ¡un picoteo de picnic! Versátiles y deliciosas, incorporaréis estas empanadillas de puerro, bacon y queso a vuestra rutina gastronómica habitual. ¡Plato Estrella Cocotte Minute!

Instrucciones

Lo primero que vamos a hacer es limpiar el puerro, lavarlo bien debajo del grifo para quitarle cualquier suciedad que pudiera tener y partirlo en rodajitas:

Quitamos las capas externas del puerro

Quitamos las capas externas del puerro

Lo lavamos bien debajo del grifo para quitarle la suciedad

Partimos el puerro en rodajas

Ponemos a calentar aceite en una sartén

Partimos el puerro en rodajas

Ponemos ahora a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos el bacon y el puerro hasta que el bacon esté hecho y el puerro pochado. Salpomentadlo, aunque debéis tener cuidado con la sal, porque el bacon es ya de por sí salado:

Ponemos a calentar aceite en una sartén

Y lo pochamos en la sartén con el aceite

Doramos el puerro y el bacon en la sartén

Doramos el puerro y el bacon en la sartén

Salpimentamos (ojo, el bacon es salado)

Doramos bien hasta que el bacon esté hecho y el puerro muy pochadito

Una vez hecha la mezcla, dejad que se enfríe un poco y ya podéis proceder a hacer las empanadillas:

Podemos ya montar las empanadillas

La gracia principal que tienen estas empanadillas, además de su relleno diferente, es la forma de cerrarlas, muy fácil y más glam y estética que la se utiliza en las tradicionales, cerradas con un tenedor. Éstas imitan a las gyozas japonesas (uno de mis platos favoritos, que espero subir en breve a este blog). Así es que mirado cómo las he hecho. 

Ponemos primero un poco de relleno en el centro de la oblea:

Ponemos un poco de la mezcla de puerro y bacon en el centro de la oblea

Ponemos un poco de la mezcla de puerro y bacon en el centro de la oblea

Añadimos un poquito de queso emmental rallado en el centro:

Añadimos un poco de queso emmental rallado (o del que queráis). Con queso de cabra también puede estar riquísimo.

Y ahora cerramos la empanadilla desde un extremo hacia el otro haciendo pequeños pliegues que apretamos bien con los dedos, sin romper la masa, para que no se abra la empanadilla:

Cerramos las empanadillas desde un extremo hacia el otro haciendo pliegues

Cerramos las empanadillas desde un extremo hacia el otro haciendo pliegues

Podéis si queréis torcer un poco los extremos de la empanadilla hacia el centro, a modo de croassant. Es así como se hacen las gyozas:

Podéis torcer los extremos hacia el centro, como si fuera un croassant

Una vez que las tengáis todas rellenas, las ponéis sobe una fuente de horno y las metéis al horno, ya precalentado a 180º, hasta que estén doradas. No hace falta pintarlas con huevo porque así tienen un aspecto más de empanadilla salada, pero si queréis, podéis pintarlas de huevo batido para que estén más brillantes y doradas:

Las ponemos en una fuente de horno

Las metemos en el horno previamente calentado a 180º aprox hasta que estén doradas

Una vez doradas, las sacáis del horno y ya estarían:

Una vez hechas, las sacamos del horno

Una vez hechas, las sacamos del horno

Y..., ¡voilá! ¿Qué os parecen? Frías o calientes son una auténtica delicia, y bien os sirven para una cena de diario, un aperitivo de fútbol o ¡un picoteo de picnic! Versátiles y deliciosas, incorporaréis estas empanadillas de puerro, bacon y queso a vuestra rutina gastronómica habitual.

Empanadillas de puerro, bacon y queso

Y con esta receta me despido de todos vosotros, mis queridos "glamcooks", no sin antes desearos una semana taaaan deliciosa como estas empanadillas de puerro, bacon y queso.

Un besote enorme, 

Cocotte.

 

 

 

 

Print
Quitamos las capas externas del puerroQuitamos las capas externas del puerroLo lavamos bien debajo del grifo para quitarle la suciedadPonemos a calentar aceite en una sarténPartimos el puerro en rodajasPartimos el puerro en rodajasY lo pochamos en la sartén con el aceiteBacon en tiritasDoramos el puerro y el bacon en la sartén Empanadillas de puerro, bacon y quesoEmpanadillas de puerro, bacon y quesoDoramos el puerro y el bacon en la sartén Salpimentamos (ojo, el bacon es salado)Doramos bien hasta que el bacon esté hecho y el puerro muy pochaditoPodemos ya montar las empanadillasAñadimos un poco de queso emmental rallado (o del que queráis). Con queso de cabra también puede estar riquísimo.Carramos las empanadillas desde un extremo hacia el otro haciendo plieguesCarramos las empanadillas desde un extremo hacia el otro haciendo plieguesPodéis torcer los extremos hacia el centro, como ssi fuera un croassantLas ponemos en una fuente de hornoLas metemos en el horno previamente calentado a 180º aprox hasta que estén doradasUna vez hechas, las sacamos del horno Una vez hechas, las sacamos del horno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *